De La Muerte A La Vida

 

 

Home

Reflections

Prayer Assembly

Radio Program

About Us

Links

Contact Us

 

 

 

 

 

 

Pagina Inicial Reflecciones|Asamblea Oracion|Programa Radio|Quienes Somos|Enlaces|Escribenos

 

La vida me ha dado muchos golpes,

pero siempre he sabido naufragar en las turbulentas aguas.

¡Ahora es diferente!

 

Siento como si el mundo entero estuviera sobre mis hombros.

¡Esta cruz es muy pesada!

Tengo llagas en el alma y siento morir lentamente.

Fuí buscando una mano amiga.

Todos me dieron la espalda.

Hasta mi madre me dio la espalda.

Sentí como Maria, una espada traspasar mi corazon.

Multitudes habían por toda la calle y ahí me encontraba.

Eso no me consolaba.

 

Me quería morir.

Me encontré al final del camino.

Encontré un fiel amigo, el alcohol.

Sentía alivio porque no me permitía pensar 

en lo mal que estaba mi vida.

Todos los días bebía mas.

¡Perdí todo!

Vivía de las migajas que me daban la gente.

 

Empezé a robar para mantener mi vicio.

¡No me importaba nada!

A donde me cogía la noche ahí reposaba.

No tenía a donde asiarme.

¡Ya empezaba olor mal!

Cuando caminaba por las calles,

la gente murmuraban y se reían de mí.

Eso me sumergía mas.

 

¡Cai enfermo!  Sabia que iba a morir.

Llagas empezaron a salir por todo mi cuerpo

pero no se podían comparar con las que tenía en mi interior.

¡Estaba bien solo!

Mi amigo no podía visitarme porque mi sistema no lo toleraba.

Por casualidad o por obra divina entro un hombre a mi habitación.

Era un sacerdote de una iglesia cercana.

Usualmente, venía a visitar a un miembro de su parroquia.

 

Ese día comenzó nuestra amistad.

¡Me habló de Jesús!

Ese mismo Jesús que permitió que callera

hasta sumergirme en el vacio.

El mismo Jesús a quien servía.

¡Le reclamé!

El siempre me escuchaba.

Nunca me reprochó nada.

 

Lentamente fuí callendo en Sus redes de amor.

¡Me sedujo y me deje seducir!

Sentía que resucitaba de las redes de la muerte.

Mi corazón llagado empezó a cicatrizar.

 Lo mas dificil era perdonar a mi madre

y a las personas que decían llamarse mis amigos.

El poder sanador de Jesús lo hizo posible.

¡Ahora estoy libre de las cadenas que me ataban!

¡Nuevamente, comienzo a vivir!

- Por Yvette Gonzalez              

 

( Regresar a la pagina de reflecciones )

 

 

What's New

Spiritual Retreats

Send Greeting Cards

Guestbook

Dedication

Lo Nuevo

Retiros Espirituales

Envia Una Tarjeta

Libro de Visitas

Dedicacion

 

www.lanuevaalianza.org