Sola Scriptura

 

 

Home

Reflections

Prayer Assembly

Radio Program

About Us

Links

Contact Us

 

 

 

 

 

 

Pagina Inicial  Reflecciones|Asamblea de Oracion|Programa Radial|Quienes Somos|Enlaces| Escribenos 

 

      Tal parece que la teoría, “Sola Scriptura”, ha creado una mentalidad de rechazo. Todo lo demás no cuenta, sin importar cuan preparado o preparada sea una persona en temas de la fe (Dogmas). “Dios, la Biblia y yo,” como me dijo una hermana separada, que le molestaba que una persona dedicara tanto tiempo a estudiar libros de teología escritos por hombres. Dios, la Biblia y yo, esto suena muy bién, no hay nada de malo en esta práctica. El problema está en rechazar cualquier mensaje, predicado o escrito por otra persona que ha dedicado su vida a la palabra de Dios (Sacerdotes). ¿Qué te hace pensar que los escritores de materias bíblicas no abrieron sus Biblias antes de escribir sus libros y le dijeron al Señor, “Dios háblame?”  “¿Para qué necesitamos Pastores o congregaciones, si lo único que yo tengo que hacer es abrir mi Biblia y dejar que Dios me hable?”  Y “¿quién me va a escuchar a mí cualquier pensamiento que yo tenga de la palabra de Dios, cuando lo único que ellos tienen que hacer es abrir sus biblias y dejar que Dios les hable?” Yo estoy de acuerdo y recomiendo abrir la Biblia para estudiarla a diario, pero pensar que yo no puedo sacarle provecho alguno a un libro publicado por escritores de mi Iglesia, ya sea en el pasado o en el presente, es absurdo. Esto es precisamente lo que la Iglesia Católica le llama “La Tradición”, que son enseñanzas adquiridas de hombres y mujeres de Dios a través de los años.

 

“¿Y Que Significa La Tradición?”

      Muchos hermanos separados creen que La tradición es el sinónimo de herejía o enseñanzas erróneas y no es así. Son escritos que han sido estudiados cuidadosamente y son conforme a la sana doctrina. En cierta ocasión le pregunté a un pastor protestante qué significaba para él  “La tradición” y él me decía que eso no era de Dios, que eso era cosa de la Iglesia Católica. En una conversación que tuvimos él me había contado que estaba escribiendo un libro y yo tomé eso de ejemplo y le dije: “una vez que termines de escribir ese libro se quedará como legado para tu congregación y para todos los que lo compren. A la misma vez pasará a tus hijos y a los hijos de tus hijos. Esto es lo que llamamos tradición. Es una colección de Libros, biografías y enseñanzas por los grandes pensadores de la iglesia, o mejor conocidos como Padres de la Iglesia que nos ayuda a crecer espiritualmente.”

 

      Me acuerdo la expresión del rostro de ese Pastor al no saber que decir.  Es muy fácil quedarnos bajo el velo de la ignoracia y la desilusión cuando pretendemos saber en una vida, lo que a la Iglesia le ha tomado dos mil años en aprender.  En Jn 14,26 Jesús les dice a los apóstoles : En adelante el Espiritu Santo, el interprete que el Padre les va a enviar en mi nombre (de Jesus) Les enseñara todas las cosas y les recordara todo lo que yo les he dicho. No hay duda que el Espiritu Santo fué el autor de las Sagradas Escrituras. El fue también la inspiración de tantos hombres y mujeres de Dios que a través de la historia fueron movidos a escribir sus vivencias personales y conocimientos teologales.

 

La Biblia  Compuesta Por Los Católicos

      Es irónico pensar que los protestantes defienden su teoría de sola scriptura utilizando la Biblia que fué compuesta por la Iglesia Católica. Comenzando en el año 393, hasta el año 1534, la Biblia estuvo bajo la supervisión de los concilios siguientes: El Concilio de Hipona en el año 393, el Concilio de Cartago en el año 397 hasta el año 419, y el Concilio Florentino en el año 1441.  La Biblia permaneció intacta hasta el año 1534, cuando Martin Lutero decidió remover  de sus biblias los siete libros conocidos como “Deutero – Canónicos.”  En 1546, en el Concilio de Trento, La Iglesia Católica encontró necesario, para protejer el contenido de las Sagradas Escrituras, finalizar todo dialogo acerca de los libros Deutero-Canónicos, y se declaró como dogma los 73 libros de la Biblia.  Lutero no solo removió estos siete libros Deutero-Canónicos, sino que también llegó a dudar de otros libros de la Biblia como Job y Jonás porque segun él eran “fábulas o cuentos” y el Eclesiastés, porque segun él era “incoherente”. Lo curioso del caso es que los protestantes no tienen ningún problema en reconocer los 66 libros restantes, que también fueron escogidos por los cuatros concilios que reconocieron que los libros Deutero-Canónicos formaban  parte de la Biblia. ¿Por qué entonces no dudar la autenticidad de los 66 libros restantes?

 

 

 

What's New

Spiritual Retreats

Send Greeting Cards

Guestbook

Dedication

Lo Nuevo

Retiros Espirituales

Envia Una Tarjeta

Libro de Visitas

Dedicacion

 

www.lanuevaalianza.org